¿Quién no ha pensado alguna vez en tener un reptil como mascota? No a un cocodrilo, por supuesto, pero especialmente si hay niños en casa, la idea de tener una pequeña tortuga o incluso un camaleón o iguana no es para nada descabellada.

Debes saber que los reptiles nos suelen ser mascotas “complicadas”. Muy al contrario no requieren de excesivos cuidados y tienen ventajas frente a otras mascotas más grandes

  • No vuelan ni corren y si escapan estarán cerca de ti
  • No tienes que sacarlas de paseo todos los días
  • Presentan gran independencia
  • Son relativamente económicos de mantener.

Eso sí, también exigen como todo ser vivo y mascota que puedas tener, ciertos requerimientos como la temperatura y humedad y por supuesto la alimentación para reptiles que les ofrezcas diariamente.

Frente a la idea que aún tienen muchas personas de que tener un reptil como mascota es algo raro, pues son animales más fríos e insensibles, te diré que es todo lo contrario, pues aún siendo quizás más exóticos, puede crear una relación muy especial con ellos.

E insisto, de esto los niños saben mucho pues son los que más rato pasan con los diversos tipos de reptiles que pueden tener como mascota.

 

¿Cómo cuidar a un reptil en casa?

Como te he dicho ya antes, lo principal es que busques un lugar para tu reptil mascota donde se sienta cómodo. Por eso debes encontrar el sitio donde la temperatura y humedad sean adecuadas al tipo de reptil que tengas.

El terrario para reptiles es la mejor opción. Ahora bien, en función del tipo de reptil que tengas, su terrario será de una forma u otra.

Hay terrarios para reptiles trepadores como las iguanas, para reptiles acuáticos como las tortugas y terrarios para reptiles terrestres como camaleones, entre otros muchos.

Sobre la alimentación para reptiles, dependerá mucho del tipo de mascota que hayas elegido. No es lo mismo una serpiente que una tortuga de agua o de tierra que un camaleón.

Algunos reptiles mascota pueden ser carnívoros y otros pueden ser herbívoros u omnívoros, así que en este punto la mejor recomendación que podemos darte es que consultes con un experto sobre la mejor comida para tu reptil mascota.

 

Tipos de reptiles que puedes tener como mascota en casa

No podemos mostrarte todos los tipos de reptiles que se pueden tener en casa como mascota, pero si hablarte de los tres más comunes.

 

  • Iguana. Las iguanas son reptiles muy atractivos y bonitos. Sin embargo con el tiempo se hacen bastante grandes, por lo que es importante que tengas un terrario para reptiles adecuado a sus necesidades de espacio.
  • Camaleón. Los camaleones son muy parecidos a las iguanas, con la salvedad de que se estresan mucho. Esto quiere decir si quieres poder tocar, acariciar o tener en brazos a tu reptil mascota, el camaleón no es el compañero que debes elegir.
  • Tortuga. Es uno de los reptiles más buscados como mascota, pues resulta atractivo y apenas requiere de cuidados más allá de una correcta alimentación y limpieza