Si has decidido tener un Hámster como mascota, debo decirte que has optado por una elección muy adecuada.

Son unos animalitos adorables, pequeños y muy cariñosos y si bien es cierto que te vas a llevar algún pequeño mordisco en un dedo, especialmente para los más peques de la casa son una de las mascotas favoritas.

Pero sobre todo, son la mascota ideal para aquellos que no tienen espacio suficiente para animales más grandes y además son muy fáciles de cuidar. Solo con darles de comer y tener su jaula limpia, es más que suficiente.

Importante. Cómo cualquier mascota, su “casa” debe ser confortable y adecuada a su tamaño. Por eso, es importante poder comprar la mejor jaula para tu hámster que encuentres, de cara a que puedan vivir mejor.

Sobre este aspecto tan importante para su vida, te diré que deberá ser proporcional a su tamaño, por lo que deberás saber qué raza de Hámster tienes, algunos crecen más que otros.

Asegúrate de que los barrotes sean de metal y aseguren una buena ventilación y sobre todo que el espacio entre ellos no sea muy grande, o podría quedar atrapado. Más allá de eso, necesitarás también comederos y bebederos, amén alguna noria o juguete y ya tendrás su casa a punto “para entrar a vivir”.

Por lo general, a cualquier mascota le puede llevar un tiempo adaptarse a su nuevo entorno, familia y casa, sin embargo los hámster se adaptan muy rápido al nuevo entorno. Eso sí, decide el lugar donde estará ubicada su jaula y no lo lleves de un sitio a otro continuamente, pueden acabar desorientados.

La alimentación para Hámsteres es igualmente muy sencilla. Si bien hay comida específica para ellos, les encanta la fruta fresca, verduras, semillas y sobre todo los frutos secos.

Es importante cambiarles la comida y el agua todos los días, aunque no se la haya terminado, para mantener unas condiciones de higiene adecuadas y que todo lo que coma y beba sea fresco.

En este sentido, la limpieza la jaula de tu hámster es un aspecto primordial para evitar enfermedades, especialmente para la vida de estos pequeños peludos es un tema delicado, ya que de normal su vida media pueden ser unos 3 años.

Y si bien antes te he dicho que son muy cariñosos, durante las primeras semanas es normal que puedan estar asustadizos. Necesitaran unos día para explorar su terreno, salir de su caseta, comer y beber si miedo.

Antes de sacarlos de la jaula, juega un poco con ellos a través de la jaula. Dales pequeñas golosinas y deja que se acerquen a cogerlas. Con el tiempo verás que cogen confianza y entonces ya podrás sacarlos, también poco a poco.

Al final, reconocerá tu olor y confiará en ti y entonces comerá de tu mano y se dejará acariciar sin problema. Es más, probablemente se quedará dormido hecho una pequeña bola de pelo en tu mano o en tu ropa si tiene sueño.

Verás como un hámster es una excelente mascota con la que te vas a llevar muy bien.